Cómo hacer rentable una correduría de seguros

como hacer rentable una correduría de seguros

Sin duda, uno de los objetivos de las corredurías de seguros es alcanzar la máxima rentabilidad posible. Y es que, conseguir vender más con menos esfuerzos asegura la continuidad de cualquier empresa. Aunque ya hay, por ejemplo, softwares para seguros que se encargan de optimizar la relación ingreso-coste de cualquier venta, hoy queremos hablar más profundidad de esto.

Diseno sin titulo 1

¿Cómo aumentar la rentabilidad de una correduría de seguros?

Lo primero que deberás tener claro es el coste medio de cada acción, tarea y venta. Diferenciar por tipo de producto, cliente e incluso tarea, te puede ayudar a tener una visión mucho más realista.

Una vez hayas hecho este análisis, toca revisar cuáles tienen un coste mayor frente al retorno de inversión que consiguen, y priorizar aquellas cuyo esfuerzo vs resultados sean mejores.

¿Cómo saber si mi negocio de seguros es rentable?

Antes de nada, deberás responder a la pregunta: «¿genera mi correduría suficientes beneficios?«.

En otras palabras, tus ingresos deben superar a tus gastos. Como es evidente, cuanto mayor sea la diferencia, más rentable será la empresa. En caso de que aún no sea rentable, tendrás que priorizar aquellas ventas y tareas que traigan más beneficios.

Calcula el beneficio

Primero, deberás calcular el margen de beneficio medio que te deja la venta de cada póliza. Te recomendamos que hagas un desglose por tipo de producto (salud, vida, hogar, auto, responsabilidad civil, baja laboral…), para tener un cálculo que se ajuste a la realidad.

A continuación, hacer una estimación de las ventas medias de cada producto, para acercarte aún más a un cálculo realista. Deberás multiplicar el número de ventas media de cada producto por el margen de beneficio que suelen dejar.

Es obvio que el beneficio es uno de los factores clave cuando hablamos de rentabilidad. Nos orienta de cara a priorizar unas ventas frente a otras en función del coste que nos supone cerrarla.

El beneficio se calcula a través de la diferencia de los ingresos frente a los costes totales

BENEFICIO = INGRESO TOTAL – COSTE TOTAL

Determina la inversión

Ahora que ya sabes los beneficios a los que puedes aspirar, puedes optar a invertir parte de los beneficios, con el fin de conseguir más clientes y ventas. Sin duda, esta es la segunda cuestión que hay que tener en cuenta y que debe reflejarse en cualquier business plan para corredurías.

Algunos ejemplos de inversión que suelen llevar a cabo las corredurías:

  • Publicidad: sea del tipo que sea, siempre y cuando se puedan medir los resultados
  • Nuevos empleados: en caso de ser necesario para abordar más tareas y atender a más usuarios
  • Costes operativos y de los activos del negocio

¿Es posible aumentar la rentabilidad de una correduría?

Rotundamente sí. De hecho, siempre es posible rentabilizar y escalar aún más las ventas de seguros. Solo de esta manera, tu correduría podrá seguir creciendo.

Es importante que tu negocio tenga la capacidad de adaptarse a los cambios del mercado y las nuevas tendencias.

Claves para mejorar la rentabilidad en seguros

Lo primero que hay que hacer es identificar los canales y fuentes más rentables de tu correduría. Una vez detectadas las principales fuentes de ingresos y el resto de beneficios, será el momento de establecer un plan de acción enfocado a cada uno de ellos. La idea es mantener las que nos aportan más beneficios y actuar sobre las que están estancadas o generan pérdidas.

Algunos puntos a tener en cuenta más específicos son:

Lleva un control detallado de tus gastos

Como en todos los ámbitos de una empresa, es muy recomendable llevar un control exhaustivo de los gastos, tener un control para que no superen tus ingresos. Estos gastos pueden ser los recursos que se destinan a los procesos empresariales o de producción, incluyendo tanto la publicidad se seguros online cómo offline.

Mejora los márgenes de tus ganancias

Como ya hemos dicho, el margen de beneficio es la diferencia entre el precio de venta del producto y el coste que tienes que asumir hasta cerrar la venta. Las dos formas más habituales de aumentar los márgenes son:

  • Aumentar los precios
  • Optimizar los costes y tiempos

Los consumidores aceptarán una subida de precios siempre y cuando ésta sea competitiva con otras ofertas del mercado y aporte un valor añadido.

Gestiona mejor tus recursos

A nadie le gusta desperdiciar los recursos. La gestión de los recursos tiene que ver con la rentabilidad y la eficiencia. Nuestra recomendación es que utilices, por ejemplo, herramientas que te ayuden a optimizar el tiempo y los costes de operatividad, como puede ser un buen Saas para seguros.

Estudia la rentabilidad de tus clientes

Para saber si un cliente es rentable, primero tenemos que determinar qué es un cliente rentable: aquel con el que obtengamos un flujo de ingresos superior a los costes que tenemos que afrontar con él.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta la rentabilidad a medio o largo plazo que nos puede aportar un cliente. Si la relación comercial se prolonga (renovando con nuestra correduría) o conseguimos que contrate otros seguros con nosotros (venta cruzada), el beneficio que conseguimos con este cliente se dispara, por lo que retener clientes clientes en seguros es positivo.

Cuestiones que hacen rentable o no a un cliente

  • Si fracciona el pago
  • Si no nos hace invertir demasiado tiempo en atenderle
  • Si decide contratar rápido
  • Si decide contratar más seguros contigo

Realiza un estudio de costes

¿Por qué es útil realizar un estudio de costes para una correduría de seguros?

Porque con ello es posible:

  • Aumentar los beneficios
  • Mejorar los procesos de la empresa (producción, logísticas, sombras, compras…)
  • Planificar la reducción de los costes de la empresa
  • Determinar un presupuesto a medida

Ofrece servicios con valor agregado

Ofrecer una experiencia completa al cliente es esencial para mantenerlo satisfecho, y como corredores de seguros esto es indispensable. Y es que prestar servicios de valor añadido a tus usuarios, es la forma perfecta de asegurarse una cartera de clientes fieles.

Sin embargo, esto no es siempre una tarea asumible para cualquier correduría. Por este motivo, te recomendamos optar por programas para vender seguros que te ayuden a abordar las tareas, cerrar más rápido y atender a más clientes con menos esfuerzos.

Contrata un CRM de seguros.

Ahora ya tienes una idea inicial de cómo hacer más rentable tu correduría de seguros, el saber qué costes reducir para sacar la máxima rentabilidad es una tarea indispensable en la empresa, tanto cómo optimizar recursos o automatizar procesos para venta de seguros. Son factores que te hacen ser eficientes y competitivos.

Si te ha gustado este artículo y has encontrado lo que estabas buscando, quizá te puede interesar ahora conocer algunas estrategias para vender seguros.

Tabla de contenidos

Descubre las soluciones que tenemos para tu negocio

Otros usuarios también leyeron

¿Preparado para incrementar los ingresos de tu negocio?

Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.